lunes, 22 de octubre de 2012

desplazamiento

Hoy día desperté temprano, me levanto a velocidad de tortuga,
intentando abrir los ojos pegoteados como los ojos de gato nuevo.
El celular y su alarma, el show de la alarma,
la torpeza para encontrar el celular,
mi show de no poder apagar la alarma y llegar al límite
de la desesperación. 
Hecho.
De espalda a la cama otra vez, mirando el techo,
sacando el uf por fin, menos mal que ya dejó de sonar esa cosa.
El silencio del después, ese silencio que me gusta,
los silencios de los después de haber actuado sin pensar,
en ese silencio que podría estar por días.
Listo, no sé si estoy preparada para salir de la cama,
 nunca estoy lista,
 no soy lista, estoy en la lista, listo, me alisto.

Hoy es un día en que debía hacer otras actividades,
estar en otro lugar y sin embargo,
al abrir la ventana me encontré con un conejo hecho de nube
justo encima de mi cara
y me fui a la mierda con las emociones,
 de ahí todo fue lo que no tenía planeado y que ya es
 y fue otra cosa.
Estoy en el tiempo del que me llegue el rayito de luz del zol
que entra por la ventana directo a mi cara, estoy en ese momento
en que las nubes se dibujan y se esfuman para unirse con otras
y volverse a asemejar a algo que haya codificado mi memoria antes,
 las nubes me tienen hipnotizada,
 escuchando los santos que yo te pinté,
sintiéndome bien por ahora,
sin pensar en lo que pueda suceder después,
en que me siento como esas nubes, liviana, en movimiento,
porque son nubes de después de la lluvia.
 En otro momento habría llorado,
y yo ya no estoy para esas cosas de niñas. Ya no lloro carencias.
 Lloro por lo tangible de una emoción real,
lloro en lo que me pilla volando bajo mi pequeño corazón.

Anoche llovió, la lluvia se lleva todo lo malo del aire aunque,
comúnmente, en esta ciudad se lleva lo malo
y levanta a los pocos días todo lo peor,
cosa que tampoco me importa porque se trajo la mejor mañana
que en muchos meses no vi, abrí la ventana y todo cambió,
debe ser que tu mierda me ha dejado de influir.
(viste, vas a verme por la tele)

Esta vez la alienación climática consistirá
en nubosidad parcial, fríamente calculada,
inclinada
al despojándose luego de-terminado La unidad de desplazamiento.







Así, moverse.
Desaparecer sin la necesidad de desaparecer.
La misma sustancia
toma otra forma,
y va siendo siempre
con el mismo espíritu.

A veces se enojan
y de puro enojo
lloran
después,
sólo flotan

¡Qué bonitas son las nubes!


miércoles, 17 de octubre de 2012

gata araña muy superpoderosa

No podría explicar ese amor por las lanas
los colores
la textura.
Los palillos,
el crochet,
los telares,
ese afán de armar o desarmar,
comenzar y apasionarse tanto...
con tanto tiempo aunque no haya tiempo,
darse el tiempo
que es darse el tiempo.


No sé, yo creo que se va haciendo cambio de energías,
como si uno se sacara la hebra de adentro,
la hebra prima,
y la tejiera en flor
o en amigurumi
o en una mantita
o en eso que perdurará la existencia de uno mismo,
pero en una mejor versión, ya sin karma.
En algo más bonito que la clandestinidad de andar por las sombras.

Acaso nos cause risa, ternura, cualquier expresión,
hasta mover la nariz
o los pómulos, hasta las orejas, hacer un sonido cualquiera.
Sentirse mucho bien, tan contenta.
Tan  prpr ñaw.

viernes, 12 de octubre de 2012


Me gustaría pararme en medio del desorden, cerrar los ojos y luego
de 5 segundos volver abrirlos y que todo estuviese en orden.
Eso me gustaría, me pondría muy feliz.
Incluso saltaría.

miércoles, 10 de octubre de 2012

corazonadas


Porque cada vez que lo estás haciendo me piensas, me llevas y yo lo siento, lo siento de lamentar, de corazón ya nada en las corazonadas.
Que te chupe el diablo como a un dulce, que disfrutes lo que dura un dulce en la boca, porque eso dura. Sabes que nunca vuelven, tú sí vuelves, porque permanezco, pero entérate que ya me corrí.
Pasa de largo, cáete horrible, siente el vacío.

Hoy es 11, hoy se edita, hoy no se puede volver atrás pero se puede tachar...
no volveré a borrar nada nunca ni una cosa, ya está.

jueves, 4 de octubre de 2012

no more irse



No me muero,
me muevo.
Afuera,
en el exilio del amor,
lejos del amor de un otro
de un tonto
no dije tonto
dije otro.
Lejos
del que no le alcanza más
que para el amor propio,
expropioamor.

Me muevo,
no me muero.
I say:
- No more irse.
No more.

Mo(re) Verse,
más mejor.