viernes, 9 de septiembre de 2016


Haría el gesto de Bowie ante los celos de Warhola, te los regalo: volá, virá, volá que te amo sin rencor ni un pre fijo.
Diría 4 discos, te extrañaría me volaría la letra se estrellaría - quién lo diría (moriría)
mil marías 10 cubos nuestros 5 santas (sangre) gotas derramada en los dulces de cada día



miércoles, 26 de agosto de 2015

No, estoy muerta.







Le estoy haciendo guantes de lana cruda al papá del Comadreja, buen cliente que salió porque la semana pasada me compró unos para su mamá. Es una lana ágil de tejer, me demoré nada (al menos hoy), sólo le falta la costura. El primer guante lo llevo tejiendo desde el Sábado y ya es Miércoles, eso es mucho, porque por ejemplo hoy llegué a la pega y en una hora lo terminé y además terminé el otro, es que igual, le puse tanta energía al cuello del Juanpa que quedé media débil, compruebo que necesité de 5 días para reponerme.

Escojo el crochet para hacer las terminaciones, podría ocupar la aguja, obvio,pero en mi mundo ocupar las cosas que corresponden para que las cosas funcionen no es prioridad, me gusta caminar por el territorio del crochet,y la aguja para lana es tan fome, es que tiene un orificio enorme (cero romance de enhebrar) y si no hay romance desde el principio, entonces, ¿para qué? 

Mientras intento cerrar el guante escribo, y mientras escribo pienso en que claro, debería irme temprano el día 16 de Septiembre para asistir al baile y actividad de G. Vivenciar, fotografiar e inmortalizar ese momento que será por siempre sólo ése momento, mi deber es estar para la captura, porque es mi fin, y mi caza requiere la captura previa. Sobredosis emocional que requiero cada cierto tiempo, la descarga que me recuerda que estoy muerta.








lunes, 13 de abril de 2015





 
 
Me gusta escuchar música, por eso la busco, pregunto, investigo, comparto y escucho antes de dar mi opinión; no puedo entender cuando los que se autodenominan melómanos no son capaces de respetar eso, entiendo: está bien que te guste algo, pero si no te gusta al menos queda respetarle el gusto del otro. Eso.

Hay gente que le gusta hacer sentir mal al resto porque tiranamente opinan que "no sabe" o "no ha escuchado ná" o "tú no escucharás música porque yo", y yo prefiero respetar, siempre he dicho que soy ingnorante con respecto a la música, con respecto a todo en realidad, estoy clara que siempre se puede aprender más. La arrogancia no camina en mi vereda.

Suelo juntarme con alguien por la música o por  el aporte que pueda darme con respecto a esto, me ha resultado y me ha hecho conservar amistades por años, pero hasta hoy, llevo dos malas experiencias, lo peor es que he involucrado sentimientos amorosos y por tanto me duele más este tipo de comportamiento religioso tan de metalero.

No lo entiendo, "la estábamos pasando re bien".
 
 
 
 
 

martes, 24 de febrero de 2015

game me




me puse a jugar Zelda y Fez, en cualquier momento me volví loco mamá*. Zelda le regaló un nuevo ritmo a mi corazón, y no lo escribo metafóricamente, porque a penas le puse start me fui a la mierda con las emociones. Fez lo juego para superar la idea de que en Hyrule ya quedó la mansaca, que pasaron 7 años desde que rescaté a la princesa que estaba en la panza de Jabu-Jabu y de que Link ya se hizo hombre, hacerse hombre suena cuático, yo no sé cuándo un hombre se hace hombre pero lo digo por decir, porque ya no es un niño (?) demasiado encuentro yo, me tengo que preparar para salvar al mundo de la devastación y demás que soy capaz, obvio, pero me tengo que preparar.

 Fez es como una burbujita llena de oxigeno en este momento, un recreo. Me gusta la gráfica, el sonido, escuchar el sonido de las patitas de Gomez salir por una puerta es una de las cosas que más me ha enternecido esta semana, no es un juego fácil, es más bien complejo y me divierte.


***



*Un día, el día en que me compré un pastel de mil hojas para el desayuno, decidí darle un bocado a Gaspar (quien por ese entonces tendría un poquito más de 3 años ). Me preparé para ver su reacción en azúcar, y bueno, pasaron 20 segundos y me miró con los ojos así de grandes, se paró en la silla, puso las palmas de sus manos sobre la mesa, miró el techo, me volvió a mirar y me dijo con voz de éxtasis: ¡me volví loco mamá!



jueves, 11 de diciembre de 2014




La semana pasada iba caminando por en frente de La Moneda, disponía atravesar Teatinos, hacia la costa. Llevaba el bloqueador en la mano y como el semáforo cambió a rojo aproveché de embetunarme los brazos, el cuello, estaba en esa, hasta que me habla uno de los dos pacos que estaban esperando el verde al igual que yo: eso, échese la cremita en todo el cuerpecito, que hace tanto calor. Me lo dijo casi al oído, calladito, todo caliente seguramente, con voz de flaite, con voz de paco culiao, le faltó decirme washeeta y la situación me superaría más de lo que ya. Me miraba por entre sus lentes flaites y me sonreía con lo que se me imagina que para él era una sonrisa de ganador, lo miré con todo mi odio hasta quemarlo, lo peor es que me quedé piola, con el encaro en la boca, porque es paco, si le doy jugo a un paco mi día cambiaría quizá para siempre, le temo a los pacos, mucho, son muy turbios, matan a la gente, mienten más que nadie, quise pegarle, escupirle, contestarle. Fue el rojo más eterno y humillante que pude haber vivido, hasta que atravesé finalmente, con la mierda hirviendo, paco culiao paco culiao paco culiao, por cada paso paco culiao hasta que se adelantaron y me apoyé en la baranda del metro, guardé el bloqueador, saqué mi botellita con agua, bebí dos sorbos, la volví a guardar, caminé hasta encontrarme con las escaleras del frontis de la torre Entel, me senté, volví a abrir mi bolso, saqué mi libro, leí: y después sortearé los tres autos de los tiras que están estacionados justo en mi esquina. Los dejaré atrás mediante un paso humilde, neutro. Más allá, lo sé, se parapetan otros y otros policías respondiendo al salario que obtienen a costa de nosotros. Comen, duermen y se ríen como imbéciles. Tienen la obligación de matarnos casualmente.

Eltit precisa, fue como leer un pan de vida en plena fe.




martes, 25 de noviembre de 2014







l' incendie






Te lo he dicho, terminé por entender: tu cuerpo es absolutamente insignificante. Tú te arreglas para desarmar todo orden simbólico; eres esto o aquello, como tú quieres, cuando quieres; rompes toda previsión, esperanza o seguridad. Y cuando tu cuerpo se tiende, se extiende, ni angustia ni emoción, nada que simbolizar; ajena al significado, ajena al sentido, no te entregas ni rehusas a entregarte; sin dominación, ni activa ni pasiva -funcionas. Y también lo sabes: no te conozco, no sé quién eres, no me preocupa conocerte. Porque sin pasado y sin futuro, eres sin presente; nunca presente, nunca ausente, simplemente: vienes o no vienes. Acontecimiento absoluto porque nada lo prepara, nunca te ofenderé con esa palabra que obliga: "te quiero".



Sobre árboles y madres, Patricio Marchant.






sábado, 16 de agosto de 2014




f e a l d á



Las minas son puras ratas, las odio, son tan bonitas y tan feas  a la vez, que cuando las veo a todas juntas en sus cahuines y risas y chismes y sacándose las carnes las muy rapiñas, inventándose verdad en la viñeta de sus pensamientos, escuchándose a si mismas con la melodía de radio para enamoradas y de sus propias mentiras, que al final las únicas enamoradas son ellas de ellas mismas con sus mil ficciones con cero amor propio, idiotizadas y cegadas de un que no las quiere, porque por eso son ratas miserables que me dan rabia y pena, eso, cuando las veo en esas, estancadas, atrapadas, delirantes, peleando por pico, envidiando a otra, tratándose de gordas o feas o estrienta o engordaste tanto que por eso te dejaron o esa es maraca o me dai pena y ese tipo de basura tan machista, barata y de circo pobre, me dan ganas de pegarles una cachetada de ida y vuelta para que paren el webeo. Junto tantas rabias porque son tan tontas y si una se acerca al menos a advertir, te arañan igual.

No son los hombres quienes te destruyen el amor por ti misma, son Uds. Mismas en una pelea absurda de orgullo y celos, la podriai hacer mal y darte cuenta y hacer otra cosa, filo, sin necesidad de buscar la  venganza porque no siempre todo tiene que ser en la personal  o porque uno no puede creerse tan de importante para tomárselo todo y emborracharse de una, de qué te sirve quedar mirándote al espejo estucándote la belleza que ya se te fue porque no cultivaste otra, the real one, ésa po, la que importa. De qué te sirve hacerte de una amiga para luego ver cuánto la haces sufrir,a la que luego hay que abandonar porque ya no te sirve para nada más, cuánta miseria y rabia contenida por no querer perdonar a lo que ya se fue y no pudiste retener y te envenenaste hasta el espíritu.

Las detesto, no las quiero, tampoco de lejos, les temo, ojalá que no me vean. Que a ninguna mina le llame a sus intensiones siquiera, no valgo nada, soy una fea, tengo acné, se me va un ojo, tengo celulitis, cuentenselo a todas, tengo piojos y dicen que incluso soy un monstruo de lo peor que vive bajo el fango, oí que no me depilo las cejas y que era frigida, por eso no tengo pololo.

Yo, nada más pasaba. Siempre será bueno virar a tiempo.
( o al menos con vida de un nido de vivoras)