jueves, 11 de diciembre de 2014




La semana pasada iba caminando por en frente de La Moneda, disponía atravesar Teatinos, hacia la costa. Llevaba el bloqueador en la mano y como el semáforo cambió a rojo aproveché de embetunarme los brazos, el cuello, estaba en esa, hasta que me habla uno de los dos pacos que estaban esperando el verde al igual que yo: eso, échese la cremita en todo el cuerpecito, que hace tanto calor. Me lo dijo casi al oído, calladito, todo caliente seguramente, con voz de flaite, con voz de paco culiao, le faltó decirme washeeta y la situación me superaría más de lo que ya. Me miraba por entre sus lentes flaites y me sonreía con lo que se me imagina que para él era una sonrisa de ganador, lo miré con todo mi odio hasta quemarlo, lo peor es que me quedé piola, con el encaro en la boca, porque es paco, si le doy jugo a un paco mi día cambiaría quizá para siempre, le temo a los pacos, mucho, son muy turbios, matan a la gente, mienten más que nadie, quise pegarle, escupirle, contestarle. Fue el rojo más eterno y humillante que pude haber vivido, hasta que atravesé finalmente, con la mierda hirviendo, paco culiao paco culiao paco culiao, por cada paso paco culiao hasta que se adelantaron y me apoyé en la baranda del metro, guardé el bloqueador, saqué mi botellita con agua, bebí dos sorbos, la volví a guardar, caminé hasta encontrarme con las escaleras del frontis de la torre Entel, me senté, volví a abrir mi bolso, saqué mi libro, leí: y después sortearé los tres autos de los tiras que están estacionados justo en mi esquina. Los dejaré atrás mediante un paso humilde, neutro. Más allá, lo sé, se parapetan otros y otros policías respondiendo al salario que obtienen a costa de nosotros. Comen, duermen y se ríen como imbéciles. Tienen la obligación de matarnos casualmente.

Eltit precisa, fue como leer un pan de vida en plena fe.




martes, 25 de noviembre de 2014







l' incendie






Te lo he dicho, terminé por entender: tu cuerpo es absolutamente insignificante. Tú te arreglas para desarmar todo orden simbólico; eres esto o aquello, como tú quieres, cuando quieres; rompes toda previsión, esperanza o seguridad. Y cuando tu cuerpo se tiende, se extiende, ni angustia ni emoción, nada que simbolizar; ajena al significado, ajena al sentido, no te entregas ni rehusas a entregarte; sin dominación, ni activa ni pasiva -funcionas. Y también lo sabes: no te conozco, no sé quién eres, no me preocupa conocerte. Porque sin pasado y sin futuro, eres sin presente; nunca presente, nunca ausente, simplemente: vienes o no vienes. Acontecimiento absoluto porque nada lo prepara, nunca te ofenderé con esa palabra que obliga: "te quiero".



Sobre árboles y madres, Patricio Marchant.






sábado, 16 de agosto de 2014




f e a l d á



Las minas son puras ratas, las odio, son tan bonitas y tan feas  a la vez, que cuando las veo a todas juntas en sus cahuines y risas y chismes y sacándose las carnes las muy rapiñas, inventándose verdad en la viñeta de sus pensamientos, escuchándose a si mismas con la melodía de radio para enamoradas y de sus propias mentiras, que al final las únicas enamoradas son ellas de ellas mismas con sus mil ficciones con cero amor propio, idiotizadas y cegadas de un que no las quiere, porque por eso son ratas miserables que me dan rabia y pena, eso, cuando las veo en esas, estancadas, atrapadas, delirantes, peleando por pico, envidiando a otra, tratándose de gordas o feas o estrienta o engordaste tanto que por eso te dejaron o esa es maraca o me dai pena y ese tipo de basura tan machista, barata y de circo pobre, me dan ganas de pegarles una cachetada de ida y vuelta para que paren el webeo. Junto tantas rabias porque son tan tontas y si una se acerca al menos a advertir, te arañan igual.

No son los hombres quienes te destruyen el amor por ti misma, son Uds. Mismas en una pelea absurda de orgullo y celos, la podriai hacer mal y darte cuenta y hacer otra cosa, filo, sin necesidad de buscar la  venganza porque no siempre todo tiene que ser en la personal  o porque uno no puede creerse tan de importante para tomárselo todo y emborracharse de una, de qué te sirve quedar mirándote al espejo estucándote la belleza que ya se te fue porque no cultivaste otra, the real one, ésa po, la que importa. De qué te sirve hacerte de una amiga para luego ver cuánto la haces sufrir,a la que luego hay que abandonar porque ya no te sirve para nada más, cuánta miseria y rabia contenida por no querer perdonar a lo que ya se fue y no pudiste retener y te envenenaste hasta el espíritu.

Las detesto, no las quiero, tampoco de lejos, les temo, ojalá que no me vean. Que a ninguna mina le llame a sus intensiones siquiera, no valgo nada, soy una fea, tengo acné, se me va un ojo, tengo celulitis, cuentenselo a todas, tengo piojos y dicen que incluso soy un monstruo de lo peor que vive bajo el fango, oí que no me depilo las cejas y que era frigida, por eso no tengo pololo.

Yo, nada más pasaba. Siempre será bueno virar a tiempo.
( o al menos con vida de un nido de vivoras)






miércoles, 16 de julio de 2014




Dó me ha enseñado un pasito de baile, es divertido, quisiera repetirlo y reírme así, de esta forma tan sencilla y agradable, hasta que me duela el músculo de mi guatita. Me ha dicho: vo' estay loca, culiá. Loca culiá ¡para de reírte!, no puedo parar de reír si vo' te seguís riendo. 

De pronto se ha quedado piola, Pero Carol... me mira seriamente y me dice: pero Carol... hágase pa' aquí, y se pone hacer el pasito de baile nuevamente,deme besitos, tranqueleeto papeeto. Aparte de volver a reír, lloro. Es la risa y los dedos a los ojos, la risa y el delineador corrido, me duelen los ojos, la escena ya se convierte en lo incontrolable, me duele la panza y los ojos al mismo tiempo, digo uno y dos conchasdesumadre más un por la puta ayayaisito y recuerdo respirar.


martes, 13 de mayo de 2014







Por estos días la gripe, el trabajo, las fotografías, estirar las piernas en piques larguísimos sólo porque sí, las hojas en el suelo, la cosecha de Mayo, Mayo que ya es  nuestro nuevo Abril, pues todo se ha desplazado, hay cosas que han cambiado, otras han desaparecido, estaré de cumpleaños, cumpliré 28, ya soy grande y tengo dientes, he dejado de fumar cigarros (casi 2 meses) y creo me merezco todos los jumbitos. Me he portado bien, lo he pasado bien también, he podido desprenderme de lo que no necesito y a la vez, han podido desprenderse de mi.

Anoche salí a andar en cleta, me sentí tan bien, as bien as I can, dormí como una muerta y si babié ni me enteré.

 ¿Y mi estrellita en la mano? creo que me la he ganado. Quisiera una para mi frente también.






lunes, 21 de abril de 2014



Caminar por parque Almagro, escribir:


Me gusta caminar, me gusta estar sola y acompañada, caminar sola y acompañada, quemar sola y acompañada, prefiero ir al cine sola, escuchar música sola, me gusta la luz del zol de otoño y las hojas en el suelo, me gusta el otoño, me gusta el frío y quisiera que lo estuviese aún más, me gusta jugar Street fighter acompañada, me gustan los besos con mucha humedad, el chocolate caliente, las medias a media pierna, mi bolso de mano, las peras y los cereales en barra.

No quiero que me crezca el pelo, pero mi pelo tiene ganas de hacerlo. Debe ser que no tengo interés en teñirlo, decolorarlo o cortarlo o matarlo, no me importa,que me crezca hasta el cielo.
Ahora sí, podría silbar, he venido encendida al desierto pa quemar, tararear una canción que aún no me sé pero que he escuchado varias veces en el día, porque el alma prende fuego cuando deja de amar, podría quedarme a escuchar el agua de la fuente unos minutos más, podrían dejar de mirarme así. Ahora sí...

Pienso ayer y antes de ayer y es más ancha la sonrisa, ¡qué locura! ¿cuál locura? un día amaneceremos todos muertos y morirse es fome. Tengo espasmos de bailes descoordinados, debería comportarme (?)

Cierro los ojos al último tiempo del zol ofrecido por el día, y G, mi dientecito de ajo, mi nubesita terroncito de azúcar, tus palabras incompletas, el idioma del amor.

Ojalá que nunca me cague una paloma, me sentiría miserable.

Manos a la lana, la primera ebra y un pedacito de mi amor al mundo, estoy en amor y mi corazón late.







miércoles, 19 de marzo de 2014






"Veía perfectamente que se trataba de movimientos de una subjetividad fácil que se malogra tan pronto como ha sido expresada: me gusta/no me gusta: ¿quién de nosotros no tiene una tabla interior de preferencias, de repugnancias, de indiferencias? Pero precisamente: siempre he tenido ganas de argumentar mis humores; no para justificarlos; menos aún para llenar con mi individualidad el escenario del texto; sino al contrario, para ofrecer tal individualidad, para ofrendarla a una ciencia del sujeto, cuyo nombre importa poco, con tal de que llegue (está dicho muy pronto) a una generalidad que no me reduzca ni me aplaste. Era necesario verlo"



La cámara lúcida, R.B





sábado, 8 de marzo de 2014







 









                                                                                            (ella no cambia nada)

                                               







                                                                                   



                                   

       

   

jueves, 20 de febrero de 2014

Hoy día llegó al sushi una loca que al parecer había sido garzona del local hace algún tiempo. Cuando yo entraba al local, escuchaba parte de sus historias, ella hablaba para todos, bastante en alto, así que era inevitable no escucharla.
Lo que me llamaba la atención en ella era que contaba que un tipo que trabaja ahí y que no estaba y que todos conocemos, le había estado mensajeando mientras ella estaba en Uruguay. Leía los mensajes que él le
había enviado, dejando en evidencia que la saludó para 'el día de los enamorados', que la recordaba, que no lo olvidara, y otras cosas que posiblemente oí, pero que mi oído dejó de funcionar y mi cerebro se puso a analizarla.

Pensé: ¿por qué?

¿por qué hay mujeres que les gusta hacerse de testigos en aquellos que 'conviven' habitualmente entre ellos y el delatado? Ellos, a quienes  se frecuentan o convergen en algún punto de sus a diario qué hacer, porque deben hacer, porque simplemente son sus compañeros de trabajo, ¿por qué?

Hay una cuestión tan 'femenina' en ello, que de femenino, según yo: nada, nada de femenino o lo que yo entiendo por y de lo de femenino. Que lleva a hacerles levantar las manos con el gesto aquel, hipócrita aquel: yo no he hecho nada. Todo él... todo lo ha maquinado él.

Histeria, pienso.
Una histérica siempre necesita hacerse de testigos, por autovalidarse en su histeria o por autoconvenserse dentro de su misma histeria.

Recuerdo la parte de una canción que dice: todos, todos, todos quieren conmigo. y viene bien, al caso, viene perfectamente bien, y me satura.

Siento vergüenza, vergüenza de género.

miércoles, 12 de febrero de 2014




Gata có(s)mica 



Abrí la mochila, buscaba un lápiz, salió desde dentro el  olor a  té de berries que me ha hecho cerrar los ojos y esbozar una sonrisa, aún no aparece lo que busco y me aparece antes la bolsita del doctor chapatín, con la lana cruda adentro, la saco, también sonrío, pienso en lo bonito del día sábado en que llegó el Jóse de Chiloé y que me la ha traído de regalo, es tan bonito el gesto, es tan bonito el anaranjado, huele  tan rico a té Chai, y verdad que guardé en esa misma bolsita los té que me ha regalado Paula, pienso en ella, también la quiero, el olor del cardamomo y su recuerdo y la mañana  dominguera en que preparó el desayuno para Mirtho y para mi, provocan las ganas de abrazar mi mochila entera quizá, o a la bolsa, o a la lana, o a las fotos que igualmente están dentro. Reveladas ayer, las miro, las miro de nuevo y también me hacen sentir algo en la panza, algo reconfortante tan parecido a lo que sentía cuando comía algo rico preparado por mi abuelita, lo que siento me hace creer en la idea de satisfacción de amor y que, ahorita mismo podría vomitar un arcoíris.

¿Qué más encuentro? encuentro mi libreta del trío de gatos que  me  regaló Felipe hace un par de años, una vez que andábamos en El bío buscando un regalo para la tía, por su cumpleaños. Es una portada bonita, los gatos también sonríen, en la parte superior derecho hay pegado un sticker  de Gata verde, mi gorda, ojalá se quede con ése nombre en cuanto se decida a por el grow shop, pienso.
Más abajo, otra libreta, una de portada mitad plateada mitad negro, con una gata rosada y un par de corazones que me ha regalado mi amiga gata secreta navideña, que de secreta muy poco permaneció. Esa loca es una loca bacán y mucho más bacán que le haya salido yo y tener algo bonito de parte de ella, entonces la abro en cualquier pagina y tengo escrito lo siguiente:


yo   : oye, pero el azúcar es una cuestión demasiado dañina.
ello : bueno, y tú también, y acá estamos.



Del lápiz, ni luces. Abro el bolsillo de afuera, están las flores de G. y las mías, mi nueva C.I, mi máscara de pestañas azul ( que me encanta) y claro, 5 lapices. Escribiré con verde, porque sí.



jueves, 30 de enero de 2014



Ahora quisiera morir, no me importaría, sería un triunfo justo. Ojalá que alguien me matara, un accidente, pero sin sufrir, que nadie sufra, que me atropellen o que me envenenen de súbito. Ojalá un día que no esté con Gaspar, sólo eso pido. 

Universo, en serio, ahora quisiera morir porque no quiero esta vida, tampoco quiero otra porque me da flojera, porque estoy vieja y cansada, porque no creo que cambie nuevamente mi parecer, porque pese a todo no tengo energías para  cambiar las cosas, siempre seré de la misma forma aunque me disfrace, aunque a mí me guste ser así, los demás nunca comprenderán y no quiero tener que justificarme o convencer. 

Que se me aparezca el diablo, que quiero hacer un trato.




Yoñlu: me siento empatica (?)


Telenovela, ridícula, Amanda Miguel, Oshín, Cuéntame una historia original, llora más. No,no me quiero morir, deja la droga, los culebrones me hacen mucho mal, suseptible al drama en cadena, lagrimita, mucho drama puro show, maldito Hollywood, los chicos (como yo) no lloran tienen que pelear, es mi vida. Lady Oscar.




miércoles, 22 de enero de 2014







Venga pa'acá que quiero tantearlo...

A fuego mandan tocar
las campanas del olvido,
¿quién va a poder apagar
fuego de amor encendido?



LA viuda en La Recta Provincia, Raúl Ruiz.












 My girls






"I don't mean to seem like I care about material things like a social status, I just want four walls and adobe slats, for my girls"



My girls, Animal Collective












Trivial y frío, olvido, te olvido, olvido los besos y olvido a la compañía, olvido cualquier medio.
No debo hacer nada, te olvidé desde hace  mucho antes, es más, no tengo que olvidar, no hay esfuerzos, no me esfuerzo, no hay recuerdos porque ninguno me mata y lo que no me da ganas de morir es porque jamás existió verdaderamente. ¿Estaré mal? ¿seré yo, señor, a cualquier señor?, soy yo, debo ser yo ¿quién más? es a mí a quien le gusta jugar. Así soy soy, fría y trivial, hipócrita, zorra, jamás perra, y me importa un pedo.






viernes, 10 de enero de 2014







Hurgaré en mis escamas, como para tratar de detener la picazón de alguna forma, será infértil, pero es una forma, una pequeña dosis de anestesia placentera, y si hay que escribir sobre ese enunciado de placer, podré decir tan solo una cosa: cotonitos. Sí, cotonitos... ou cotonitos... ay. Cotonitos de algodón y luego distender. Así la  hurgadera requiera lo que requiera, se le dará cuánto quiera.

Extenderé mi brazo para que se enfríe, lo bajaré y pondré sobre mi frente, luego en mis pómulos dañados por el zol y de nuevo sobre la frente, mal zol, me has herido regacho. 
Dormir quisiera, pero no podría. Y es que estoy dañada y con temor, pasajera cotidiana, lisonjera exagerada y extenuada. Escucharé el Lorenism, me darán ganas de escuchar  a los Beatles al mismo tiempo que el disco avance, porque eso pasa.



Afuera el fin del mundo está ocurriendo, en llamas, en humaderas de calor rebotando en los cementos y refractando porquería a la cara, al alma. Por el día no más que ésto, por las noches, bastará con arder.












"Virgencita del Socorro, haz que Juan Carlos se enamore de otra, de una mujer extranjera que no lo quiera a él sino que a otro, haz virgencita que ese otro se enamore de mí y que yo no lo quiera virgencita, porque yo quiero a Juan Carlos con todo mi corazón. Haz virgencita que esa mujer abandone a Juan Carlos por ese hombre, haz que ese hombre abandone a esa mujer por mí, haz que yo rechace a ese hombre, haz que Juan Carlos lo sepa todo y se dé cuenta de que la única que lo quiere soy yo, que yo soy la única, virgencita, por Cristo Señor nuestro, así sea"



Palomita Blanca, Raúl Ruiz.






jueves, 9 de enero de 2014



The girl with many eyes




One day in the park
I had quite a surprise.
I met a girl
who had many eyes.

She was really quite pretty
( and also quite shocking!)
and I noticed she had a mouth,
so we ended up talking.

We talked about flowers,
and her poetry classes,
and the problems she'd have
if she ever wore glasses.

It's great to now a girl
who has so many eyes,
but you really get wet
when she breaks down and cries.




The Melancholy Death of Oyster Boy & Other Stories, Tim Burton.